El beso es una forma de diálogo entre dos personas

El beso es una importante herramienta del lenguaje no verbal de una pareja y hay que saber darlos para transmitir lo que queremos y que dejen rastro.

Los labios son unos perfectos receptores ya que están llenos de terminaciones nerviosas que proporcionan sensaciones muy placenteras y con sus caricias se aumenta el deseo, la excitación y el placer de nuestra pareja.

 

Besar es una de las mejores armas de conquista si lo sabes hacer. Puedes besar los labios o cualquier otra parte del cuerpo, pero beses lo que beses tienes que hacerlo de forma sensual, suave, lenta y jugar con el coqueteo.

A la hora de dar un buen beso cobran gran importancia la lengua y las manos. Aunque el roce con la lengua no le gusta a todo el mundo, su uso sutil puede activar el deseo. Las manos nos ayudan a expresar más claramente lo que sentimos o queremos trasmitir con el beso. Podemos acompañarlo sujetando la nuca o la cara, presionar para juntar los cuerpos, unir nuestras manos, acariciar los labios con los dedos…

 

En general, a los hombres les gusta los besos muy húmedos y los que se dan con la boca muy abierta. Les excita los besos en la comisura de los labios y en las orejas, los susurros, los mordiscos y las caricias con la lengua.

A las mujeres les gusta los besos apasionados y con un toque de picardía. Los besos y los pequeños mordiscos en el cuello y la nuca pone los pelos de punta y besar los pechos puede ser de lo más excitante para una mujer ya son una de sus principales zonas eróticas.

 

Para profundizar en el tema, te invitamos a leer nuestros anteriores post donde explicamos cuáles son las zonas más erógenas del cuerpo humano y que no pueden quedarse sin recibir un buen beso!!