Si estás esperando un bebé o ya has pasado por esta etapa de la vida te ha podido ocurrir que las relaciones sexuales con tu pareja se han visto afectadas. El principal motivo es que durante el primer trimestre del embarazo el cuerpo de la mujer se ve influido por cambios hormonales que traen consigo malestares, náuseas, cansancio y senos doloridos que pueden llevar a perder el interés por el sexo.

Sin embargo, a medida que pasan las semanas el cuerpo de la mujer experimenta otros tipos de apetencias. Durante el segundo trimestre suele estar más predispuesta a practicar sexo y se excita más rápidamente gracias a un aumento de la vascularización y vasocongestión de los órganos genitales. Finalmente, en la última etapa del embarazo está más incómoda lo que le hace disminuir las ganas a tener relaciones.

Esa falta de deseo también puede venir provocado por el hecho de pensar que se le puede hacer daño al bebé, que se puede provocar un aborto o contracciones y sea eso lo que inhiba vuestras relaciones. Tenéis que estar tranquilos porque hasta la fecha no existen estudios científicos que demuestren que mantener relaciones sexuales perjudique o beneficie la salud del bebé o la mamá.

Lo que sí se sabe es que el bienestar general de la mujer durante el embarazo influye en su salud y por tanto en la del bebé por lo que hay que intentar ser felices y disfrutar al máximo esta etapa tan importante en vuestras vidas.

Durante los meses de embarazo se pueden mantener relaciones sexuales siempre que un médico no lo desaconseje

 

El deseo sexual del hombre puede verse afectado también. Hay hombres a los que les resulta muy excitante la tripa de embarazada y que su cuerpo sea más receptivo a las caricias y sin embargo a otros, les da miedo o les causa rechazo y prefieren no hacer nada. En éste caso conviene aclarar las dudas y hablar sobre el tema con el fin de respetar ambos deseos y acordar una situación en la que los dos estéis cómodos.

En el caso de que lo único que cause rechazo o miedos sea la penetración, existen otras maneras de demostrar afecto a la pareja con caricias, besos, masajes, masturbación mutual, sexo oral, etc. De esta manera ambos os encontraréis cómodos y podréis disfrutar de vuestra intimidad y satisfacción.

En InsinuArt podréis encontrar productos corporales para estimular las zonas erógenas, productos para disfrutar de un baño espectacular con velas, pétalos de rosa y sales que se convierten en perlitas y que pueden dar mucho juego al baño con sus suaves texturas, colores y aromas.

Y recordad… sexualidad sana, embarazo feliz!!