Antes y durante las vacaciones se nos acumulan en nuestra cabeza las tareas y planes que no hemos satisfecho en otros días del año.

Aunque comenzamos nuestro periodo vacacional con numerosas ideas, a medida que van pasando los días nos vamos dando cuenta de que si no nos organizamos bien no podemos hacer todo lo planificado.

Hay que pensar en pasar al menos un día solos y lejos de la familia, amigos e hijos para retomar la ilusión que sentimos cuando empezamos la relación y pensar en jugar y experimentar sin preocuparte por ninguna otra responsabilidad.

Párate a pensar en aquellos deseos y fantasías e incluye el factor sorpresa en vuestra cita a solas. Es un buen momento para incluir en vuestra rutina cosas nuevas que os gusten a los dos y darle un empujón a vuestra relación y sexualidad.

No es conveniente crear altas expectativas ya que puede ocurrir que los improvistos te impidan poner en marcha todos tus planes. Si estos te fallan, no hay que obsesionarse ya que la improvisación y la espontaneidad pueden ser también muy beneficiosos para la relación.

Respecto a las relaciones sexuales hay que dedicarle el tiempo que la pareja considere necesario y aprovechar que no tienes tantas preocupaciones para concentrarte en crear nuevos momentos románticos.

Puede ser que percibas ésta periodo del año como una mala época para mejorar las relaciones sentimentales y sexuales con la pareja porque al pasar más tiempo juntos pueden aumentar las discusiones, ya que se tiene más familia alrededor o los hijos a cargo más horas al día. Si esto te ocurre planifica nuevas experiencias para la vuelta y así liberar la tensión generada durante las vacaciones!!

  ¡¡Os animo a que organicéis los encuentros en pareja y que ocupéis las maletas con nuestros productos!!

Captura de pantalla 2015-06-27 a las 11.21.25